Por una flora intestinal equilibrada

La unión de probióticos y prebióticos ayuda a regenerar la flora intestinal.

Más información sobre los probióticos

Los probióticos son suplementos alimentarios que contienen bacterias vivas, especialmente bifidobacterias y lactobacilos, que influyen en nuestro organismo para favorecer la salud y el bienestar.

Ya a principios del siglo XX se empezó a estudiar la influencia de los probióticos de la alimentación en el organismo, pero ha sido durante los últimos 10 años, con los cambios en los hábitos de vida y en la dieta diaria, cuando se han realizado más estudios sobre los mismos.

Los prebióticos, a detalle

Son ingredientes no digeribles que llegan inalterados al intestino donde son utilizados como alimento por la microbiota gastrointestinal, ayudando a mejorar su composición y actividad. Entre los más utilizados se encuentran los fructooligosacáridos, también denominados FOS, formados por unidades de fructosa y glucosa.

Además de actuar como fibra soluble y favorecer el tránsito intestinal, una de sus principales funciones es que nutren y dan energía a los probióticos fomentando su crecimiento y actividad en el intestino. Es decir,. el prebiótico sirve de fuente de energía al probiótico, que puede así asegurar el equilibrio de la flora.

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros. Algunas de las cookies son necesarias para navegar. Para habilitar o limitar categorías de cookies accesorias, o para obtener más información, haz click en Personalizar la configuración.
Acepta las cookies